Nota principal

La resiliencia a escena

in Nota principal

Zapping, un grupo de se reinventa continuamente, con dos shows a la gorra en el Teatro La comedia

El humor todo lo cura, todo lo puede. El humor sana y alimenta el alma y espíritu. Pero en épocas de vacas flacas como lo es la actual no es difícil elegir entre una salida teatral o una comida. Ahí el estomago le gana al alma y el teatro queda en segundo plano. El sacrificio que hacen los teatristas y productores para ofrecer promociones, descuentos y miles de atractivos para llenar la sala se equipara a la creatividad de muchos grupos en volver a antiguas modalidades como es el "teatro a la gorra".

Sin filtro

in Nota principal

Ingeniosa vuelta de tuerca al subgénero "comedia de living" donde lo que se piensa es más interesante que lo que se dice. Goity y Reina con trabajos impecables.

Un matrimonio de mediana edad comparte en una aparente calma el living de su hogar. La mujer intenta corregir trabajos de sus alumnos para entregarlos al otro día, pero el marido está inquieto, pareciera que tiene algo que decirle. Camina, deambula, bebe whisky y no deja tranquila a su mujer, hasta que esta lo enfrenta. El hombre toma coraje y le cuenta que un amigo de la pareja, recientemente divorciado de su mujer, se auto invitó a una cena. La mujer se pone furiosa, ya que la sufrida ex mujer del actual divorciado es su mejor amiga.

Noche de Premios Hugo para Sunset Boulevard

in Nota principal

Sunset Boulevard se llevó 14 premios y dejo a El violinta en el tejado sin galardones importantes. Sorpresa en el off con La quiero ya

La premiación se realizó en la Sala Sinfónica del CCK y fue transmitido por la TV Pública.

Los ganadores son:

Mejor Musical:

Sunset Boulevard

Mejor Music Hall, Café Concert y/o Varieté musical:

Pleybill

Mejor Musical Off:

Lo quiero ya

Mejor Dirección general:

Claudio Tolcachir (Sunset Boulevard)

Mejor coreografía:

Elizabeth De Chapeaurouge (Sunset Boulevard)

Mejor dirección musical:

Gerardo Gardelín (Sunset Boulevard)

Mi mujer se llama Mauricio

in Nota principal

Cambio de roles, hombres trasvertidos, equivocos que se incrementan con el tiempo y muchas carcajadas en esta divertida comedia éxito en las grandes capitales teatrales mundiales.

Hay propuestas teatrales de mayor profundidad intelectual o compromiso dramático que otras pero todas son bienvenidas siempre y cuando prime el profesionalismo como meta artística. Esa dualidad permite ver dentro de la oferta teatral capitalina títulos como El vestidor y otros como Mi Mujer se llama Mauricio. Cada uno con un público, una temática y un objetivo tan diferente como valioso.

Almacenados

in Nota principal

Gran trabajo de Horacio Peña en un texto sobre el inicio de una nueva vida: la jubilación.

El gran espacio vacío del escenario multifunción de La Carpinteria recrea a la perfección el ámbito de la obra- el galpón deposito de mástiles para embarcaciones- y a la vez trae al presente el pasado del sitio real-una autentica carpintería. Un escritorio, una silla, una máquina para fichar la entrada y la salida del personal y un único empleado: El Señor Lino.

Ver y no ver

in Nota principal

¿Ver es lo mismo que comprender? Una pregunta filosófica que dispara el centro del conflicto en la obra Ver y no Ver, del irlandés Brian Friel

Any es una mujer que a los 10 meses de vida pierde la visón. Solo distingue de donde proviene la luz y lo que es oscuridad. Su infancia transcurre bajo la guía de un estricto padre que le enseña los colores y las texturas de las flores usando el tacto y el olfato. Una relación muy simbiótica ya que su madre está internada por problemas nerviosos. La vida de la joven transcurre con normalidad dentro de su mundo, un lugar construido por su padre y por la fuerza de voluntad y por la superación personal. Trabaja, vive sola, y se casa.

El violinista en el tejado

in Nota principal

Una respetuosa y tradicional puesta en escena de Gustavo Zajac permiten el lucimiento de Raúl Lavie en una historia eterna de amor filial y costumbres ancestrales.

El número de apertura de El violinista en el tejado resume a la perfección el espíritu de la obra en cuanto a trama y a puesta en escena. Tradición es lo que se canta y se proclama, una tradición que se mantiene por siglos en donde el padre toma las decisiones, la mujer solo cocina, lava y cría hijos y las hijas apenas tienen el privilegio de observar en silencio lo que sucede. Una costumbre del pueblo judío a principios del siglo XX cuyos fieles ortodoxos en la actualidad aún perdura.

El vestidor

in Nota principal

Relaciones tan pasionales como tóxicas son las que exponen de manera brillante Arturo Puig y Jorge Marrale en El Vestidor, con una dirección precisa de Corina Fiorillo

Entre los diferentes lenguajes artísticos, el arte escénico es el que más riesgos implica a la hora de su producción. Al ser efímero, momentáneo y sin una materialización que perdure en el tiempo para la recuperación de la inversión que exige, la decisión de montar una obra genera incertidumbre y sobretodo un alto grado de expectativa empresarial. Es por eso, que cuando dos productores se unen para llevar a cabo un proyecto teatral en el circuito comercial que se aleje de lo frívolo o de la diversión asegurada es plausible.

El hijo eterno

in Nota principal

Duro, aunque esperanzador, texto sobre la crianza de un hijo diferente con un hipnótico trabajo de Michel Noher.

El es joven, tiene 28 años y espera ansioso la llegada de su primer hijo. Esa ansiedad denota miedo, un temor de dejar de ser hijo para convertirse en padre. No tiene un trabajo estable, es escritor y solo tiene correcciones de tesis de diversa índole para mantener a su familia. Se define “mantenido” de su mujer y de la familia de esta. La adrenalina no para ni aún al saber que su hijo, un varón, Felipe, nace y su esposa está bien. La felicidad dura apenas una horas ya que los médicos le informan que el bebe tiene todos los síntomas de mongolismo.

Como arena entre las manos

in Nota principal

Poético unipersonal que rememora la vida de una persona a través de sus veranos en la infancia. Sobresaliente actuación de Ana María Cores.

Muchas piezas teatrales tienen el efecto de transportar a la audiencia a tiempos pasados con recuerdos compartidos por casi todos los presentes en la sala, o al menos, por quienes ya peinan algunas canas. Esto sucede con el unipersonal de Ana María Cores Como arena entre las manos un viaje a los veranos compartidos de pequeños con primos, tíos y abuelos en alguna playa de la costa atlántica. Un viaje placentero, poético, cuya identificación con algún hecho del inconsciente colectivo no tarda en llegar, y con él, algunas lágrimas pensando en quienes ya no están entre nosotros.