Almacenados

in Nota principal
Por Fabián D´Amico

Gran trabajo de Horacio Peña en un texto sobre el inicio de una nueva vida: la jubilación.

El gran espacio vacío del escenario multifunción de La Carpinteria recrea a la perfección el ámbito de la obra- el galpón deposito de mástiles para embarcaciones- y a la vez trae al presente el pasado del sitio real-una autentica carpintería. Un escritorio, una silla, una máquina para fichar la entrada y la salida del personal y un único empleado: El Señor Lino.

Es la última semana de trabajo de Lino, luego de 29 años haciendo la misma tarea y su vida rutinaria da un giro cuando aparece Nim, el joven e inexperto empleado que deberá reemplazarlo. Lino tiene solo cinco días para entrenarlo y el público es participe de ese proceso de cambios, en donde todo va a permanecer igual y ni siquiera la jubilación de Lino alterará el ritmo habitual de su vida.

La vida de Lino es el depósito, llegar temprano, ponerse el guardapolvo, fichar, y sentarse a espera que llegue el camión para bajar los mástiles, apilarlos, catalogarlos e inventariarlos. Labor que enseña minuciosamente a Nim pero cuya práctica nunca podrá ejercitar ya que el camión nunca llega, el teléfono nunca llega y el depósito permanece vacio.

Almacenados es una obra catalana de David Desola representada en su país de origen por Jose Sacristan y en Mexico por Hector Bonilla. EL autor pretende con su texto hacer un crítica sobre el trabajo en la sociedad contemporánea. Un trabajo alienante, una manera de domesticar a quienes busquen un provenir mejor. La vida de Lino consiste en sentarse a esperar, la de Nim plantea no ser igual. Nim es joven y contestatario, no obedece reglas y si la cumple es a desgano. El joven empleado sabe que su trabajo será inexistente, vacio, aburrido pero con la seguridad que ese puesto será para el solo trabajo y no una vida inventada y ficticia como la de Lino, hecha por y para el trabajo y el servicio de su patrón.

Largos silencios, una inercia por momentos molesta e incómoda y mucha inacción dramática es el devenir de la pieza, a la cual Susana Hornos le aporta una correcta ambientación sonora –el ruido de la cortina del depósito que se levanta con la sala a oscuras hace partícipe activo al publico de la trama- y una dirección precisa de actores.

Horacio Peña dota a su Lino de infinidad de tonos y colores, desde el gris de la parsimonia ceremonial hasta el rojo fuego cuando alguna tarea no se hace como se debe y en donde el personaje muestra toda su locura contenida y desequilibrio tanto psíquico como emocional. Juan Luppi, en el rol de Nim, acompaña sin mayor compromiso actoral a Peña, en un papel desencadenante y necesario pero de escaso peso dramático dentro de la pieza.

Almacenados es una propuesta interesante y sugestiva donde se retrata un momento importante aunque sombrío en la vida de un trabajador-su paso a la pasividad- y cuyo eje de atracción principal y casi excluyente es la actuación de Horacio Peña