Una noche en el café concert (Mar del Plata)

in Listado general
Por Fabián D´Amico

Intima y efectiva performance de Alejandro Veroutis, donde se homenajea al café concert en Villa Victoria los sabados de marzo

Cuando la temporada está por culminar y muchas obras bajan de cartel,los artistas sin compromisos diarios tienen la oportunidad de mostrar sus propios espectáculos.Esto ocurre con Alejandro Veroutis,que una vez concluida su participación en Warangas,presenta su unipersonal Una noche en el café concert en un emblemático y mágico lugar como lo es Villa Victoria en Mar del Plata.

Tomando como disparador el último número de Warangas- lo mejor de ese músic Hall que pasa con más penas que glorias por la cartelera marplatense 2019- Veroutis puede explayarse en un tema que conoce como es la historia del café concert argentino y lo hace de manera magistral.

Una puesta íntima en el salón principal dela casona con apenas una luces y sin microfonos, fotos tamaño natural de Victoria Ocampo en diversas etapas de su vida, una mesa con dos copas y una botella de whisky,una cantante invitada y un guitarrista para desandar un camino que tiene un origen en Help Valentino allá por fines de los 60 y se consagra en los 70 tanto en Buenos Aires como en Mar del Plata.

Recuerdos de shows, anécdotas divertidas,secretos guardados como el motivo de la separación de Gasalla y Perciavalle y grandes piezas poéticas de Eladia Blazquez, Maria Elena Wlash, Jorge de la Vega y Jorge Schussheim entre otros,convertidas en canciones le dan la estructura dramaturgica a este café concert.

Momentos emotivos donde se recuerdan a grandes nombres que forman parte del género, canciones interpretadas desde el actor y no desde el cantante-lo que hace más atractiva la performance-la lograda química entre Raúl Oliveira desde su guitarra y el actor y la acertada incorporacion de Arianna Degoas,joven cantante marplatense, dan forma a un logrado y efectivo discurso.

Un paseo previo por la extraordinaria casona que guarda más de un secreto entre sus entramados pasillos, un acercamiento preciso a un género teatral muy nuestro y la honestidad de un artista que ama- y es imposible de ocultar- al teatro y a sus hacedores, hacen de la noche marplatense algo mágico e irrepetible.