Comenzaron los ensayos de Kinky Boots

in Nota principal
Por Fabián D´Amico

El reconocido musical de Broadway que estrena el próximo 15 de enero en el Teatro Astral está protagonizado por Martín Bossi y Fer Dente.

Comenzaron los ensayos de Kinky Boots, el reconocido y multipremiado musical de Broadway que estrena el miércoles 15 de enero en el Teatro Astral y está protagonizado por Martín Bossi y Fer Dente, bajo la Dirección General de Ricky Pashkus.

Con libro de Harvey Fierstein, música y canciones de Cyndi Lauper, el musical está basado en el film de Miramax, Kinky Boots – Escrito por Geoff & Tim Firth con versión Fernando Masllorens y Federico González del Pino, y letra de canciones en español a cargo de Marcelo Kotliar.

Con Sofi Morandi en el rol de Lauren interpretando la canción “The history of wrong guys” y un elenco integrado por: Florencia Anca, Mario Angelomé, Évelyn Basile, Menelik Cambiaso, Walter Canella, Bruno Coccia, Nicolás Di Pace, Eugenia Gil Rodriguez, Fer Ibarra, Clara Lanzani, Mariano Magnífico, Nacho Mintz, Gustavo Monje, Laura Montini, Lucre Orlando, Mariel Percossi, Matías Prieto Peccia, Nico Arosa, Nicolás Serraiti, Pedro Velázquez, Sofia Val y Nicolás Villalba.

Kinky Boots estrena de la mano de Rimas Producciones (Florencia Masri y Ricky Pashkus) y Dabope (Pablo Prada, Ezequiel Corbo y Federico Hoppe).

SOBRE KINKY BOOTS

Charlie Price, es el hijo de un zapatero artesano, dueño de una fábrica que da trabajo a varias familias del norte de Inglaterra.

No se siente atraído por el negocio familiar y se marcha a vivir con su novia Nicola a Londres en busca de un futuro juntos. Pero la repentina muerte de su padre lo obliga a volver para el funeral y solucionar los problemas de la fábrica de calzado. Así, descubre que el negocio no es tal y que su padre tenía partidas enteras guardadas por cancelación de pedidos.

Para evitar el cierre, debe reducir costos y comienza despidiendo a 15 trabajadores, hasta que Lauren, una empleada de la fábrica que siempre estuvo enamorada en secreto de él, le dice que si no funciona el negocio, quejarse no es la solución. Lo que debe hacer es cambiar de objetivo.

En un viaje a Londres para visitar a un antiguo cliente al que trata de vender una partida de las almacenadas en la fábrica, Charlie, acude en ayuda de Simon, un transformista de nombre artístico Lola. Charlie recuerda la sugerencia de Lauren y decide invitar a Lola a visitar su fábrica para que le muestre exactamente el tipo de botas que no encuentran ella y sus amigas.

Lola y sus amigas, llegan para ayudar a Charlie y a los trabajadores de la fábrica para que modernicen su sentido de la estética y lo ayudan a diseñar una nueva línea llamada Kinky Boots, que podría salvar la fábrica.