Conversaciones

in Nota principal
Por Fabián D´Amico

Atractiva estructura dramática para el relato de una historia de amor trunco con un dispar elenco. Brillante actuación de Ruby Gattari.

Es habitual que las acciones dramáticas de una obra de teatro se estructuren en base a conversaciones, lo que no es tan común que sean las conversaciones las que armen o den sentido a la pieza. Esto ultimo ocurre con Conversaciones, pieza de Dario Bonheur que se da en la sala 3 del teatro La Comedia.

En un ámbito vacío y despojado se cruzan, sin intereactuar, tres parejas, una conformada por una anciana y su enfermera, otra la integran una joven pareja de recien casados y la última, un periodista y el redactor del periódico donde trabajan. Nada parace unir en un principio a las tres conversaciones que se alternan de manera continua pero sin interrumpirse una con otra.

La anciana es una prostituta que pierde su trabajo por su avanzada edad, y al no saber hacer otra cosa de su vida, queda en la calle, de donde es rescatada y derivada a un hospital. El espíritu libre y progresista de la prostituta se contrapone con la religiosidad y devotismo de la enferma quien no la comprende, aunque escucha con espíritu cristiano, la historia de vida de la mujer, siendo la enfermera el único contacto con el mundo exterior.La joven pareja discuten el aria "Casta Diva" de Norma de Bellini interpretada por La Calas. Un disparador extraño para que comienze una discusión árida y sostenida de estos jóvenes viejos. La conversación más filosófica ,y de menor interes dramático, es la que sostienen el periodistas ansioso de publicar un informe sobre la prostitución y el redactor no interesado el mismo.

De absolutos desconocidos a seres más que cercanos y que el destino no quiso que se junten, Conversaciones propone historias de amor no posibles de ser vividas, pasiones por una profesión y una ética y diálogos entre recién casados cuya consolidación como pareja deja grietas visibles.

Es atractivo es crescendo dramático propuesto por Bonheur desde su texto y muy atrapante los datos que se extraen de cada encuentro para armar el entramado final de la historia y ver como estos encuentros fortuitos y en apariencia ajenos tiene más en común de lo que el publico sospecha. Un texto que tiene en Jorge Grasiosi un efectivo director en cuanto a la minimalista puesta y una marcación realista del elenco, siendo uno de los puntos débiles de la propuesta la heterogeneidad del mismo.

Un rol comprometido en cuanto a exigencia interpretativa y protagonismo casi absoluto dentro de la historia encuentra a Ruby Gattari una prostituta exquisita. Un trabajo lleno de matices, donde las situaciones más dramáticas terminan con un cierre o un chispazo humorístico que quiebra la tensión que impera en su relación con su enfermera y en especial con su dramático relato. Un duo que tiene como otro vertice a una joven y efectiva enfermerna.

El resto del elenco se debate entre la inexpresión y el naturalismo extremo, un registro en el cual las emociones- y son muchas- son homogeneizadas y los diálogos de la pareja joven y en especial con los dos hombres entran en un circulo vicioso de letargo en cuanto a la resolución de las acciones dramáticas propuestas por el autor.

Conversaciones es un pieza con un inteligente armando dramatúrgico, una correcta puesta en escena en donde la fuerza y potencia del protagónico femenino, tanto desde la historia como desde la interpetacíon, deja en evidencia la preponderancia del mismo sobre el elenco que nunca encuentra el tono adecuado para atrapar a la audiencia en un ámbito donde la coexistencia actores-púbico es cercana e íntima.